Vida activa

Beneficios de la natación en nuestro bienestar

Por 9 febrero, 2019 julio 29th, 2019 No hay comentarios
Beneficios de la natación en nuestro bienestar

Descubre los beneficios de la natación para nuestra salud y bienestar

¿Sabías que la natación se trata de una disciplina olímpica tradicional que también formó parte de la primera edición de los Juegos Olímpicos modernos, Atenas 1896? ¿Y que cuenta con diecisiete variantes, además de incluir competiciones femeninas desde 1912? Lo que seguro que sabes es que nadar se considera el deporte más completo de todos y muy recomendado para nuestra salud y bienestar por los beneficios de la natación en nuestra vida.

Indiferentemente de practicarlo a nivel profesional o aficionado, nadar es un ejercicio aeróbico que se realiza en un entorno de menor presión. Ambiente ideal para recuperar lesiones e incrementar nuestro bienestar. De esta manera, practicar natación afecta positivamente a nuestra salud y mejora nuestra calidad de vida.

Curiosamente, la natación es uno de los pocos que puede ser realizado en cualquier etapa de la vida. Eso sí, debemos guardar ciertas precauciones para practicar la natación de forma segura.

Familia disfrutando de un buen día en la piscina.

Natación, el deporte de (y para) toda la vida

La natación se basa en la capacidad de mantenernos a flote a través de nuestro movimiento. Esto significa que es un deporte que requiere tanto resistencia como fuerza. Si bien es cierto, la técnica es la cualidad más importante, ya que hará que nuestros movimientos sean más eficientes y ágiles.

La técnica de esta disciplina tarda en aprenderse debido a que nuestro cuerpo se ve en un medio no natural para el ser humano. Es por ello que mientras las actividades en la superficie son más sencillas de interiorizar, la natación tiene una curva de aprendizaje más elevada.

¿Por qué nadar? Beneficios de la natación para nuestra salud

La natación, al ser un deporte aeróbico completo y que se realiza en un medio no convencional, nos influye en ciertos aspectos. El primero de ellos es la concentración. Mantener la respiración y coordinar nuestros movimientos para flotar nos aísla de los problemas.

Asimismo, reduce el estrés y, en consecuencia, mejora nuestro estado de ánimo y autoestima. Además de ello, nos ayuda a fortalecer el cuerpo o a corregir la postura, entre otros beneficios de la natación para tener una vida sana.

En cuanto a su práctica, las mujeres embarazadas, bebés y personas mayores o con algún problema motriz, podrán ejercitarse gracias a la menor gravedad dentro del agua.

demo 24

Objetivos al practicar natación: el deporte más completo de todos y para nuestro bienestar

El principal objetivo: bienestar, como cualquier deporte dentro de una vida activa. Si bien, gracias a su características únicas, la natación nos ofrece otras metas adecuadas a nuestro nivel y necesidades. Estos definirán nuestros entrenamientos y la dieta que debamos seguir. A continuación te indicamos los más habituales:

Formativo: aprendizaje;

Recuperación: para superar una lesión;

Mantenerse en forma: perder peso o tonificar el cuerpo;

Relajación: para aliviar el estrés y mejorar nuestro bienestar,

Competitivo.

Nadador saltar de plataforma saltar una piscina. foto submarina

Aspectos físicos para practicar natación y tener una vida sana

Fuerza

La fuerza es un aspecto importante en la natación a la hora del clavado y de la patada. Esta, en consonancia con la técnica incrementará nuestra resistencia. La eficiencia del movimiento es esencial para ello.

Eso sí, podemos aumentar la fuerza en base a una mayor intensidad del entrenamiento, el uso de pesas o visitando el gimnasio. La dieta también contribuye a desarrollar el tejido muscular. Para ello, hay que basarla en hidratos de carbono y proteínas.

Resistencia

La resistencia, como en el resto de los deportes, se consigue a base de práctica. Al tratarse de un medio distinto, correr más no nos asegurará un gran aguante en el agua. El movimiento de los músculos y la relación con el entorno varía tanto que nuestro cuerpo debe adaptarse. De esta manera, la manera de aumentar la resistencia en nuestras sesiones de natación es cuidar la respiración, disponer de una buena técnica y contar con una dieta equilibrada.

Respiración

Como en todo deporte, la coordinación de la respiración con el ejercicio es vital para su desarrollo. Además, influye directamente en la resistencia, por lo que conviene controlarla correctamente dentro y fuera del vaso. Para ello, podemos seguir unas pautas básicas:

Respirar profundo cuando nuestra cabeza esté en la superficie y soltar el aire bajo el agua;

Inspirar por la boca, espirar por la nariz.

No volvernos locos al girar la cabeza. Lo mejor es generar una ‘rutina’ de movimiento cómodo y orgánico.

practica-natacion-de-forma-segura

Ten una vida activa mientras practicas natación de forma segura 

Aunque la natación sea un deporte más amigable con nuestros músculos y articulaciones, no deja de exigirnos fuerza y resistencia. Es por ello que tenemos que tener en cuenta unos preceptos básicos antes de lanzarnos a la piscina.

Consejos a tener en cuenta

Antes de comentar a practicar natación, debemos tener en cuenta nuestro estado físico. Es decir, conocer nuestro cuerpo y sus límites es esencial para cualquier deporte y que no pase factura a nuestra salud y bienestar. Esto determinará el tiempo y los ejercicios que debemos realizar. También marcará nuestra progresión.

Otro factor a tener en cuenta es la temperatura ideal del agua, que variará según nuestra edad. Asimismo, no debemos descuidar nuestra higiene ni la equipación básica que deberá acompañarnos en nuestra bolsa:

Bañador;

Gorro;

Chanclas;

Toalla.

Lugares

Sea verano o invierno, siempre podremos nadar. Eso sí, para evitar las temidas y odiadas aglomeraciones que nos impiden practicar la natación deberemos elegir una buena hora y lugares propicios. Nosotros tenemos nuestras 7 mejores piscinas cubiertas de España para nadar.

Calentamiento

Aunque la intensidad del calentamiento dependerá de si nadamos de manera profesional o aficionada, hay ciertos aspectos básicos que siempre debemos realizar. De no llevarlos a cabo, los beneficios de la natación para nuestra salud se convertirán en contratiempo con la aparición de lesiones:

Balanceo y movimiento de articulaciones: brazos, piernas y cuello.

Estiramiento y preparación de los músculos: lo ideal es que esta segunda parte se realice en el agua para evitar el contraste de temperatura. La clave del calentamiento está en la progresión, pero sin fatigarse.

Calles y entrenamiento

Al igual que cuando jugamos al golf o salimos a practicar running, el terreno juega un papel decisivo. Lo mismo ocurre con las calles, aunque no se suele tener en cuenta. Bien por falta de información o por no dedicarnos a la competición, el desconocimiento sobre las calle de una piscina puede mermar nuestro rendimiento.

Lo ideal es tener una rutina de entrenamiento sobre la que añadir ligeras variaciones. Un error común es querer avanzar más de lo que nos permite nuestro cuerpo. En vez de aumentar la velocidad y deformar la técnica, es preferible que usemos objetos que creen mayor resistencia en el agua. Así aumentaremos nuestra fuerza y la intensidad del entrenamiento también se incrementará.

Nutrición

La necesidad de la ingesta varía según nuestro nivel -aficionado o profesional-, así como la hidratación, que fundamental en cualquier deporte. A partir de esta premisa, debemos ajustar la cantidad de hidratos de carbono, proteínas y vitaminas según nos encontremos en periodos de entrenamientos o de competición. Tal y como os recomendamos en Yalpp para mejorar nuestro bienestar gracias a la natación.

Mujer nadando a crol

Natación como ejercicio para adelgazar y tonificar las piernas

Natación recreativa

Gimnasia acuática y Aquathlon

La gimnasia acuática nos permite adaptarnos al medio, mejorar nuestro físico, tonificar los músculos o recuperarnos de una lesión. También sirve como introducción a la natación si no somos nadadores avezados.

En cuanto al aquathlon, se incluyen modalidades activas como lucha bajo el agua o movimientos de tinte acrobático. De esta manera, podremos trabajar la respiración y nuestra capacidad de concentración.

Swam o natación relajante

Como su propio nombre indica, está pensada para alejar el estrés. Se puede realizar a través de coreografías.

Natación Deportiva – estilos de natación

Crol

La modalidad más popular y rápida es, también, la preferida por los nadadores durante las pruebas de estilo libre. La patada, para impulsarnos con los pies, y el ciclo de brazos, que marca la respiración, son detalles que se deben pulir muy bien para mejorar nuestra resistencia.

Braza

Nos encontramos ante un estilo que imita a los anfibios. A pesar de que es poco vistoso, y que parece relajado, ejecutarlo bien no es tan sencillo. Además, es la técnica más adecuada para ser ejecutada bajo el agua.

Mariposa

Con diferencia, el estilo más vistoso de todos. También es el más complicado de dominar y el que más desgasta. Los brazos y las piernas, que se mueven al unísono, no descansan un instante. Además, los movimientos bruscos, especialmente en las piernas, nos exigen mucha fuerza.

Uno de los ‘trucos’ para dominar este estilo reside en optimizar y coordinar el movimiento de cadera.

Espalda

Variante inversa del crol. La pata y los ciclos de brazos no varían mucho, y la respiración es más fácil de coordinar. Si bien, esta modalidad es más lenta que su variante original.

Saltos

Existen dos subtipos, trampolín y plataforma que se pueden ejecutar individual o de forma sincronizada.

Waterpolo

La variante por equipos que más se asemeja a los practicados en superficie. Además de técnica y resistencia, nos obliga a tener un punto más de fuerza, puesto que se trata de un deporte de contacto y que requiere una pericia para flotar.

Natación sincronizada

Quizá la modalidad más ligada a las mujeres. Baile y natación en estado puro. Ya no solo cuenta una técnica perfecta en el nado, también requiere coordinación a la hora de ejecutar la coreografía y tener un control excelente de la respiración.

Estamos, posiblemente, ante la disciplina más complicada junto a la que cierra la lista.

Natación en aguas abiertas

El equivalente al fondo del atletismo. La preparación es mucho más intensa y dura. En esta modalidad, además de uno mismo, hay dos obstáculos a superar que, en algunas ocasiones, es imposible de hacerlo. Hablamos del frío y del oleaje.

¿Tú también has incrementado tu calidad de vida gracias a los beneficios de la natación? Si es así, ¡Cuéntanoslo en los comentarios!
Juan Pedro de Frutos

Juan Pedro de Frutos

Licenciado en Periodismo y Economía, Juan Pedro lleva más de un lustro especializado en el deporte, la vida activa y el ocio. En su prolífica carrera profesional ha estado en multitud de puestos de responsabilidad como director de comunicación y de una revista digital; a la par de su rol como presentador de programas de tv, locutor y redactor.

Deja un comentario