Salud

Viajes de negocio, cómo superar el jet lag sin morir en el intento

Cómo superar el cambio de hora

Superar el cambio de hora con éxito es posible

Llega la primavera, se acerca el buen tiempo y disfrutamos de más horas de luz; pero tenemos nuestra pasión previa a la que marca el calendario con la Semana Santa. Se trata de esos sesenta minutos que adelantamos con nocturnidad y alevosía un domingo por la noche. Por eso, lo único que nos queda es saber cómo superar el cambio de hora sin que se resienta nuestro bienestar.

Y es que este poco agradecido compañero de viaje nos descompensa el sueño y el apetito; genera malestar y hasta cambia nuestro humor. Todo un reto con la rutina actual, tan sujeta al tiempo que a veces se nos hace cuesta arriba cualquier pequeño cambio. Problemas que bien conocen aquellos que, ademas, están obligados a viajar por trabajo: ferias, sedes nacionales, etc..

Por ello, lo bueno –o lo malo, depende cómo se mire–, es que podemos aplicar esos consejos para combatir el jet lag en nuestro día a día, pero con más suavidad. Al fin y al cabo, el organismo se somete a un desfase muy parecido con el cambio de hora.

Consejos para recuperar el equilibrio

Cambio progresivo

Lo más conveniente es adelantar el despertador una hora e irlo atrasando de cinco a diez minutos cada día hasta que sumemos esa hora perdida. Por supuesto, debemos tratar de acostarnos un poco antes para compensar el descanso siempre que sea posible. Si por el contrario debes acometer un viaje de urgencia, lo mejor es seguir el resto de las claves que te desvelamos desde Yalpp.com

Acopla la rutina

Uno de los trucos que tienen los pilotos para superar el cambio de hora y atravesar los distintos husos es el adecuar nuestros hábitos. Es muy posible que nos sintamos desganados; pero no por ello debemos dejar de comer algo a la “misma hora de siempre” para minimizar los efectos del cambio de hora.

Cuidado con el café y la siesta

Al igual que cuando viajamos a otro huso horario, los estimulantes y las cabezadas nos descompensan el organismo. Solo deberíamos recurrir a ellos una vez que nos hemos acoplado al cambio. De otra manera, solo alargarán nuestra sensación de cansancio y somnolencia, y la lucha contra el insomnio.

Por eso, aquellos acostumbrados a volar con frecuencia prefieren no forzar al organismo, y optan por fluir lo máximo posible en cada situación.

Come bien

Si ya es recomendable hacerlo en el día a día, comer bien resulta imprescindible con los cambios horarios y los desfases de husos. Las frutas y verduras nos ayudan a estar activos gracias a la vitamina C que albergan. Además, mejoraremos nuestra concentración y nuestra capacidad de resolver problemas. Asimismo, estaremos más atento a todo cuanto nos rodea y lo notaremos en el trabajo.

Muévete

Hacer deporte nos ayuda a descansar. De hecho, esa sensación de relax que nos queda tras el ejercicio y una ducha tibia es el mejor relajante para conciliar un sueño profundo, descansar bien y prepararnos para el día siguiente. Es cierto que a veces es complicado sacar media hora para ejercitarse, pero en caso de ir más justos de tiempo, podemos optar por una rutina HIIT para mantenernos en forma en solo 7 minutos.

Y es que, al fin y al cabo, el ser humano es un animal de costumbres, por lo que lo mejor es respetarlas en la medida de lo posible para poder disfrutar cuanto antes de la alegría de la primavera, y así olvidarnos del cambi0 de hora y del jet lag.

Juan Pedro de Frutos

Juan Pedro de Frutos

Licenciado en Periodismo y Economía, Juan Pedro lleva más de un lustro especializado en el deporte, la vida activa y el ocio. En su prolífica carrera profesional ha estado en multitud de puestos de responsabilidad como director de comunicación y de una revista digital; a la par de su rol como presentador de programas de tv, locutor y redactor.

Leave a Reply

Nuestra Guía

Encuentra a los mejores profesionales de la salud, nutrición, fitness o bienestar. Busca empresas que cuiden tu cuerpo, tu mente o tu mundo.