Vida activa

Las 6 posturas de Yoga para un yogi principiante

11 febrero, 2019 mayo 11th, 2020 No hay comentarios
posturas de yoga para principiantes yogi

Con estas posturas de Yoga para un yogi principiante no tendrás excusa para empezar una vida activa

Ni mucho menos se trata de yoga para dummies, si no de posturas de yoga para un yogi principiante. Esta disciplina requiere autocontrol y coordinación, por eso existen posturas de yoga para iniciados de todas las edades. No en vano, el yoga ha experimentado un boom de popularidad en la última década gracias a sus efectos sobre nuestra salud y bienestar.

No es para menos, ya que es una actividad física que nos permite mantenernos en forma sin salir de casa; incluso utilizando la tecnología desarrollada para el ocio electrónico, como es el caso del espejo Mirror. Para ello, solo necesitamos una esterilla y predisposición para mejorar nuestra calidad de vida.

No vamos a adentrarnos en las variantes del yoga más populares, como hatha, kundalini o bikram; sino de las posturas de yoga más sencillas para un yogi principiante. Gracias a ellas podremos abrir los 7  chakras.

Todas ellas nos ayudarán a mejorar nuestra flexibilidad. El objetivo es incrementar poco a poco la lista de ejercicios, así como la dificultad de los mismos de cara a una vida saludable y mejorar nuestro bienestar. Eso sí, se necesita seguir una dieta equilibrada para notar los efectos de este entrenamiento aeróbico en la silueta.

Las mejores posturas de yoga para un yogi principiante

  1. Perro mirando abajo con balanceo

Postura que se toma como base para muchos ejercicios. La pose que debemos emular es similar a la de un perro estirándose. Partimos de una postura a cuatro patas y empujamos la cadera hacia arriba mientras estiramos las piernas gradualmente. De esta forma, alcanzaremos nuestro objetivo mientras encontramos el punto en que nos resulta cómoda la postura.

  1. Tadasana o postura de la montaña en movimiento

Podría decirse que esta es otra posición básica. Un vez erguido, junta los pies y estabilízate. A continuación, lleva la rodilla derecha hacia el pecho. Entonces, altérnala con la izquierda varias veces. Los brazos te ayudarán a mantener el equilibrio.

  1. Postura del niño (Balasana)

Comenzamos la postura al arrodillarnos. Tras ello, tocamos el suelo con la frente y dejamos que los brazos caigan paralelos al torso. Gracias a ello, el peso de nuestro cuerpo se irá poco a poco transmitiendo al suelo. Para que esta postura tenga el efecto deseado, debemos estar distendidos, en plena calma y con la mente tranquila.

  1. Postura del árbol (Vrksasana)

Partimos desde la postura de la montaña (posición natural de pie del cuerpo). En ella, llevamos las manos frente al pecho y las unimos. Entonces, relajamos los hombros y dirigimos la mirada al frente mientras regulamos la respiración. Acto seguido, nos estabilizamos sobre un pie para llevar el otro al muslo contrario y mantener esa postura durante medio minuto. Tras ello, invertimos el apoyo. Al acabar con el vrksasana, nos daremos cuenta de que es una postura de yoga para un yogi principiante que mejora nuestro equilibrio. Tanto físico como mental.

  1. Guerrero I (Virabhadrasana)

El guerrero es una de las posturas más afamadas. Llevarla a cabo es sencillo. Basta con comenzar en la montaña e ir alejando las piernas hasta que se separen un metro de distancia, aproximadamente. De seguido, alineamos los talones mientras giramos los pies en busca de equilibrio.

Una vez asentados, nos concentramos en la respiración mientras estiramos el cuerpo y los brazos como si rasgásemos el cielo. Al tiempo, flexionamos la rodilla que hemos adelantado. Nunca lo haremos más de 90 grados, pues someteríamos a la articulación a un estrés innecesario.

  1. Savasana

Finalmente, tras todo el esfuerzo, llegamos a una postura de recuperación. Para llevarla a cabo es necesario acostarnos boca arriba. Separamos las piernas y dejamos que nuestras extremidades se venzan hacia el suelo mientras nos relajamos. Una vez conseguido, es momento de cerrar los ojos.

Lo importante de esta postura es que todo nuestro cuerpo esté totalmente relajado. Si no lo está, deberemos trabajar esa zona por separado. Tras ello, nos concentraremos en nuestra respiración. Una vez conseguido, debemos mantener la mente tranquila durante 15 minutos.

Gracias a estos ejercicios nos introduciremos en el yoga. De esta forma, a medida que vayamos incrementando nuestro desempeño con estas posturas de yoga para un yogi principiante podremos hacer lo propio con su duración o añadir nuevas posiciones.

¿Y tú que posturas de yoga practicas? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!
Ruth Criado

Ruth Criado

Ruth es una de nuestras editoras más activas. Apasionada por la vida saludable y el bienestar, ha viajado por medio mundo y trabajado en sectores tan diversos como el turismo, estética, decoración, moda, tecnología y salud.

Deja un comentario

Nuestra Guía

Encuentra a los mejores profesionales de la salud, nutrición, fitness o bienestar. Busca empresas que cuiden tu cuerpo, tu mente o tu mundo.