Emociones

Minimalismo: el secreto de la libertad financiera

Por 20 febrero, 2019 abril 29th, 2019 No hay comentarios
Minimalismo: libertad financiera

Trabaja tu bienestar futuro mientras alcanzas la independencia que otorga la libertad financiera

Uno de los objetivos del minimalismo es alcanzar la libertad financiera. Ahora bien, ¿cómo podemos llegar a ello? ¿Es necesario trabajar en varios sitios a la vez o apostar por otras soluciones más radicales? Desde Yalpp os vamos a dar algunos detalles más allá de los beneficios de tener menos a la hora de disfrutar el presente.

Fundamentos de la libertad financiera

Tiempo es dinero

Y como tal, tiene un límite de 24 horas. Es decir, existe un tope que no podemos sobrepasar, por lo que habría que atender a otras vías de ingresos. Simplifica. Mantén un nivel de vida consecuente y controla los gastos.

Carrera de ratas

Hablamos de ese sentimiento de tener que estudiar mucho para trabajar, tener un mejor trabajo, ganar mucho y disfrutar de la jubilación. Es, en esencia, una ratonera en la que nos movemos al tener tanto un límite temporal como escasa diversidad de alternativas. Lo que nos lleva a sopesar los ingresos pasivos para disfrutar de nuestros pasatiempos.

Ingresos pasivos

Son los que no dependen del tiempo que le dediquemos al trabajo; pero como toda inversión, no está exenta del todo de este último. Ahora bien, ¿cuál es el secreto para que los ingresos pasivos adquieran relevancia?, la rentabilidad. Si el tipo de interés es superior al 6%, podemos valorar esa inversión como una alternativa perfecta para comenzar a trabajar los ingresos pasivos.

Existen muchas formas de generarlos: invertir en los mercados financieros, en inmuebles o en negocios virtuales, entre otros ejemplos. La idea es que el dinero sea el que trabaje por nosotros. De esta manera conseguiremos aunar ambas vías a nuestra cuenta corriente.

La clave estará en que estos ingresos pasivos igualen o superen tus gastos fijos mensuales. Es en ese momento cuando comienza la libertad financiera.

Tributación

Los ingresos pasivos están sujetos a tributos, como el trabajo habitual. Si estos son suficientes como para vivir de ellos, podemos buscar una localización u otro país que sea más “amistoso” con el contribuyente. De esta manera, podremos rentabilizar aún más nuestro dinero.

Diversifica

A diferencia de tu trabajo, las inversiones deben diversificarse. No todo crece al mismo ritmo. Es más, con algunas podremos perder dinero. Esto implica que debemos ser cautos y consecuentes. Lo mejor: no disponer todos los huevos en la misma cesta.

Lógicamente, si el rédito lo obtenemos de los bienes inmuebles, debemos ser cuidadosos tanto con la legislación así como con los inquilinos. Si solo disponemos de una vivienda como ingreso, y esta es okupada, se cortará nuestra única vía de ingresos.

Ahorra. No gastes innecesariamente

Ser austero no significa dormir al raso. Destierra los gastos innecesarios, no por ello debes dejar de viajar o comprar ropa o útiles que precisas. Pon en práctica el minimalismo para alcanzar la libertad financiera.

Juan Pedro de Frutos

Juan Pedro de Frutos

Licenciado en Periodismo y Economía, Juan Pedro lleva más de un lustro especializado en el deporte, la vida activa y el ocio. En su prolífica carrera profesional ha estado en multitud de puestos de responsabilidad como director de comunicación y de una revista digital; a la par de su rol como presentador de programas de tv, locutor y redactor.

Deja un comentario