Salud

Estrés positivo: «eustrés» vs «distrés»

Por 27 marzo, 2019 junio 12th, 2019 No hay comentarios
estrés positivo eustrés

«Eustrés»: beneficios del estrés positivo en nuestro día a día

El estrés positivo, o «eustrés», existe –y no es una quimera–. Al menos, eso recogen diversos estudios internacionales y autores expertos sobre esta cuestión.

Lo que no sabemos es si tienen que levantarse a las siete todas las mañanas, dejar a los niños en el cole, sacar el trabajo adelante durante ocho horas larguísimas para luego recoger a los críos y preparar la cena y el tupper del día siguiente. Vamos, el estrés de toda la vida.

Es ese mismo estrés al que Tim Ferris, empresario y autor de La semana laboral de 4 horas, renombra como «distrés». El estrés negativo en el que se basa el Síndrome General de Adaptación (SGA) enunciado por Hans Seyle; pero que ahora parece haber quedado parcialmente desmentido.

De hecho, la aparición del estrés positivo ha roto los esquemas de antaño. No todos somos iguales, y por ello reaccionamos de forma diferente ante los estímulos. Especialmente al salir de la zona de confort, núcleo de la teoría del «eustrés».

Y es justamente en la zona de aprendizaje donde comenzamos a ver los problemas como un desafío, lo que incide directamente en nuestro crecimiento personal y profesional.

Al menos, eso se desprende de la obra de Tom Harris, pues señala que el «eustrés» nos ayuda a conocernos a nosotros mismos.

Con el «eustrés» se obtienen sensaciones placenteras que proporcionan la vitalidad necesaria para enfrentarnos a una experiencia estresante.

Dra. Vanesa Fernández LópezPsicóloga especialista en emociones

Momentos que nos provocan «eustrés»

Aunque existen infinidad de momentos que nos provocan estrés, la clave está en cómo los afrontamos. Si conseguimos hacerlo de manera positiva, preparar un viaje largo, tener un hijo, organizar un evento o iniciar un nuevo proyecto laboral puede convertirse en una experiencia positiva.

En definitiva, nuestra salud y bienestar depende, en parte, de cómo enfoquemos el día a día y los acontecimientos diarios. Debemos verlos como un reto, no como algo tedioso. De esta manera podremos convertir el «distrés» en «eustrés» y mejorar nuestra calidad de vida.

El secreto radica en  una mentalidad preparada para afrontar cualquier reto. Con ello no habrá nada que se nos resista.

Y tú, ¿eres más de «eustrés» o de «distrés»?  ¡Cuéntanoslo en los comentarios!
Juan Pedro de Frutos

Juan Pedro de Frutos

Licenciado en Periodismo y Economía, Juan Pedro lleva más de un lustro especializado en el deporte, la vida activa y el ocio. En su prolífica carrera profesional ha estado en multitud de puestos de responsabilidad como director de comunicación y de una revista digital; a la par de su rol como presentador de programas de tv, locutor y redactor.

Deja un comentario