LifestyleVida activa

Correr con perro, sinónimo de bienestar

Por 6 marzo, 2019 julio 15th, 2019 No hay comentarios
Correr con nuestro perro

Correr con perro aumentará nuestra felicidad

Correr con perro es un lujo que mejora la calidad de vida de ambos. No hay duda de que las mascotas nos hacen felices; pero a veces es todo un desafío llevarlas con nosotros cuando practicamos deporte. Por suerte, los runners tenemos esa posibilidad, el running con perro o el canicross hace divertido correr con tu perro.

Eso sí, los canes, al igual que nosotros, deben pasar una revisión previa antes de contar kilómetros. Además, no todas las razas van a poder seguirnos el ritmo. ¿Por qué? Ahora os lo contamos:

Qué hay que tener en cuenta antes de correr con perro

La edad de tu perro importa

Cuando los perros aún no han llegado a la adultez, aproximadamente pasado el año, no conviene someterlos a esfuerzos. Esto podría dañar sus articulaciones y músculos en desarrollo. Igual que si fueran un niño.

Raza canina

No todas las razas de perro están “diseñadas” para correr. Los canes pequeños no suelen aguantar grandes distancias, al igual que aquellos de patas cortas, o que sufren problemas respiratorios, como los salchicha. Los mejores para una sesión de running son los perros grandes.

Running con perro

Correr no sustituye al paseo

Salvo que tu perro se tome un respiro (o varios) para hacer sus cosas, debes pasear con ellos tras la carrera. No por ello significa que el ejercicio sea malo para tu mascota. De hecho, le ayudarás a liberar tensión y a que sea feliz yendo contigo.

Cuida y revisa bien sus patas

Las almohadillas son blandas, por lo que superficies abrasivas pueden lastimar a tu perro. No siempre hay campos de césped por los que correr, por lo que revisar sus patas le vendrá de maravilla para evitarle lesiones incómodas.

Asimismo, el entrenamiento para él debería ser gradual, como el tuyo al correr desde cero. Y es que los perros no nacen con superpoderes. Nos parecemos más de lo que pensamos. Tampoco le hagas correr con temperaturas altas, podrías provocarle una deshidratación. Recuerda que los canes no son personas y tienen unos límites diferentes a los nuestros.

Alimentación e hidratación de tu amigo peludo

Al igual que nosotros, los perros tienen sus necesidades y sus límites. De salir a correr, procura que no coma nada en la hora anterior y en la posterior. En cuanto al agua, está bien que se hidrate; pero no se la des cuando acabe de hacer ejercicio y esté jadeando. Se podría ahogar.

Utiliza una sujeción y correas adecuadas.

Lo ideal es que usemos una correa especial que se ata a la cintura. La razón: comodidad y eficiencia para ambos. Gracias a ello podréis correr a la par sin que tengas las manos ocupadas. Eso las deja libres para poder reaccionar ante cualquier imprevisto. Es, de largo, la forma más segura de correr con nuestro perro.

Desde luego, correr junto a nuestro mejor amigo canino es lo único que supera a hacerlo a solas. Si eres de los afortunados que puedes presumir de acompañante, ya conoces un buen puñado de motivos para enfundaros las zapatillas en pos de compartir un pequeño momento de felicidad.

 

Correr con perro

¿Tú eres de los que sale a correr con perro? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!
Marta Asis

Marta Asis

Marta es nuestra editora más apasionada. Deportista desde muy niña, ha cultivado siempre tanto el cuerpo como la mente, buscando su felicidad a través de una vida saludable. Positiva por naturaleza, disfruta cada minuto de su vida e intenta contagiar su energía a los demás.

Deja un comentario