SaludVida activa

Beneficios de practicar ejercicios Kegel en nuestra salud

Beneficios de los ejercicios kegel para nuestra salud

Esta es la importancia de los beneficios de practicar ejercicios Kegel en nuestra salud

A la hora del parto, los músculos de la cadera quedan debilitados. Por eso, los beneficios de practicar ejercicios Kegel en nuestra salud incidirán en la mejora de las secuelas del embarazo y del parto, así como de los procesos posquirúrgicos; en los problemas asociados a la menopausia o en el incremento de la satisfacción de los encuentros íntimos entre la pareja.

Esto lo conseguiremos gracias a que los ejercicios se basan en contracciones y relajaciones del músculo pubococcígeo (músculo PC), lo que conduce a un fortalecimiento de la pelvis.

Beneficios de los ejercicios Kegel

  • Ayudan en el parto y en la recuperación posparto.
  • Controla la incontinencia urinaria.
  • Incrementa la satisfacción de las relaciones íntimas.
  • Reduce el tiempo de recuperación en operaciones de vejiga o matriz.
  • Mejora el bienestar, la calidad de vida y el estado de ánimo.

Tipos de ejercicios Kegel

Kegel lento

Este ejercicio es con el que debemos arrancar las sesiones diarias. Además, es el el ejercicio de Kegel más adecuado para aquellas personas que se inician en estas rutinas y para las personas mayores.

Para llevar a cabo este ejercicio es preciso relajar y contraer el músculo pubocoxígeo. De cara a conseguirlo, hay que realizar el mismo proceso que al cortar el flujo de la orina. Para realizarlo correctamente, el tiempo de contracción debe ser igual al de relajación.

Kegel rápido

Este tipo de ejercicios de kegel se realiza de la misma manera que el anterior; pero para llevarlo a cabo es preciso realizar las contracciones con una mayor cadencia que en la variante lenta.

Kegel en onda

Una vez que hayamos controlado los otros dos ejercicios de Kegel, podemos incluirlo en nuestra rutina. La diferencia radica en que no basta con contraer y relajar el músculo PC de forma conjunta, sino de manera concéntrica, como si estuviera dividido en tres anillos independientes.

Kegel en ascensor

Finalmente, llegamos a la última modalidad de ejercicios Kegel. Este nos lleva a una variante del anterior que, en vez de entender el músculo como un conjunto de anillos, nos conduce a trabajar los músculos en distintos tramos, como si fueran pisos de un ascensor. Debido a esto, las contracciones deberán realizarse de abajo arriba y viceversa.

Basta con sesiones diarias de veinte minutos para mejorar nuestro bienestar y nuestro día a día con estos sencillos ejercicios, sobre todo si acabas de ser mamá. Y es que no todo es dedicarle tiempo al nuevo miembro de la familia, sino que también debemos invertirlo en nosotras.

Cuanto antes nos recuperemos del todo, antes podremos retomar nuestros quehaceres diarios al tiempo que reducimos esas secuelas que de otra manera se alargarían meses.

¿Tú también has probado a hacer ejercicios Kegel? ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios!

Ruth Criado

Ruth Criado

Ruth es una de nuestras editoras más activas. Apasionada por la vida saludable y el bienestar, ha viajado por medio mundo y trabajado en sectores tan diversos como el turismo, estética, decoración, moda, tecnología y salud.

Deja un comentario