SaludVida activa

Los 7 chakras en el Yoga y sus beneficios en la salud

29 enero, 2019 junio 16th, 2020 No hay comentarios
7 chakras en el yoga

Descubre el origen del chakra, su importancia en el Yoga y los beneficios en nuestro bienestar

La práctica del yoga ha ganado fuerza en nuestro día a día como sinónimo de vida saludable. Y es que entre sus muchas virtudes para nuestra salud y bienestar, encontramos la influencia de los 7 chakras en nuestro cuerpo. Reminiscencia de las creencias orientales acerca de los puntos vitales en el organismo, y secreto para una larga estancia terrenal.

Se trata de unos puntos que canalizan la energía y la procesan dentro de nuestro cuerpo. El yoga los agrupa en 7 grandes puntos; mientras, la acupuntura apunta a 72.000 de ellos repartidos por el cuerpo; pero no los cataloga a todos como centrales.

De esta manera, los chakras son una especie de puntos clave en nuestro cuerpo que inciden directamente en las emociones. Además, según nuestra salud y estado de ánimo, estarán abiertos parcial o totalmente. El Yoga Kundalini nos servirá para abrir los chakras, que se ordenan ascendentemente. También  nos ayuda a conocernos a nosotros mismos mientras mantenemos una vida activa.

El origen del chakra:

  1. Primer chakra: Raíz o fundamental, el Muladhara

A través de este obtenemos la fuerza de la tierra de cara a nuestra vida, y así crecer a nivel interior. Además, al primer chakra se le asocia con el color rojo. En cuanto a trabajarlo, la Navasana o Postura del Barco es ideal para ello.

La posición se realiza correctamente si estamos sentados en el suelo. Debemos tener el tronco y las piernas levantadas formando un ángulo de 45 grados. Las rodillas han de estar estar flexionadas hasta quedar paralelas al suelo; pero nuestros brazos deben permanecer estirados y las palmas hacer contacto con las piernas. Asimismo, el tronco y el cuello deben estar rectos.

  1. Chakra Sacro

Este segundo chakra, ubicado entre el pubis y el ombligo, se encarga de lo relacionado con los líquidos y fluidos del cuerpo. Por ende, también influye en los riñones. Se representa con el color naranja y a su vez se le liga a la salud emocional.

Partimos de la posición de flor de loto. Entonces, pasamos la pierna derecha por encima de la izquierda y apoyamos el pie en el suelo. A continuación, llevamos ambas manos a la espalda, pasando la derecha sobre nuestra cabeza hasta que los dedos se junten a la altura de las cervicales. El codo derecho debe estirarse al máximo.

  1. Chakra Manipura o umbilical 

Este tercer chacra, relacionado con el color amarillo y el fuego. Se le vincula con la purificación y con la energía, por lo que afecta a cómo nos relacionamos con los demás en base a nuestra energía emocional.

Esta postura se realiza a gatas. Apoyamos las rodillas en el suelo, con los pies estirados y las palmas de las manos abiertas a la altura de los hombros. De seguido, arqueamos la espalda y bajamos la cabeza, aguantamos cinco segundos y subimos la cadera y la cabeza para aguantar otros 5 segundos. Realiza diez repeticiones.

  1. Chakra Corazón (del amor)

El anahata rige el corazón, por lo que está vinculado al equilibrio, al amor y al cobre –metal de propiedades conductoras–. Para abrirlo, requerimos hacer uso de la postura del Camello.

Esta posición, Ustrasana, se completa al equilibrar el tren superior e inferior como si fueran dos triángulos. Para ello, debemos dejar las pantorrillas y rodillas en el suelo. Con el cuerpo erguido y la cadera ligeramente adelantada, pasamos los brazos por encima de la cabeza para rotar los hombros, entonces llevamos la espalda hacia atrás mientras buscamos los talones con las manos. Alcanzada la postura, conformamos una hiperextensión del cuello.

  1. Chakra Garganta

Este chakra se considera el epicentro de la expresión o el sonido. Está relacionado con el color azul turquesa y con la expresión oral y escrita. La posición para abrir este punto es la del Camello.

Para abrir el Vishuddha, la postura que debemos trabajar es la que conocemos como el pino puente. Eso sí, podemos llegar a esta posición elevando la cadera desde el suelo sin precisar la violencia de alcanzar esta postura desde el aire. Para ello, debemos dejar las pantorrillas y rodillas en el suelo.

  1. Chakra Tercer ojo

En este chakra es donde muchas corrientes sitúan el alma. El ajna controla nuestra propia visión personal, y para que esté calibrado correctamente nuestra autoestima no debe estar sobrevalorada o infravalorada, al igual que nuestra razón, que no debe ser ni muy rígida o soñadora. Se le vincula al color morado.

Se trabaja con la postura del niño o Balasana. Para conformar esta postura correctamente, deberemos apoyar la frente en el suelo mientras reposamos sobre nuestras piernas. Los brazos deben estar relajados y apoyados en el suelo rodeando el tren inferior.

  1. Chakra Corona 

El sahasrara o multiplicado por mil, es el chacra que influye en la energía y en el pensamiento cósmico. Situado en la cabeza y vinculado al color violeta, es el encargado de la lucidez. Es por ello que se le considera el más importante de entre todos los chakras.

Para abrir este chakra, debemos trabajar la inversión. Es decir, nos tumbamos boca arriba y elevamos las piernas de manera que se sitúen perpendicularmente al suelo, sin despegar los hombros ni el cuello del suelo. Cerramos la postura apoyando las manos en la espalda mientras conformamos un triángulo con los codos y los hombros en el suelo.

Y tú, ¿has empezado a abrir tus 7 chakras? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!
Ruth Criado

Ruth Criado

Ruth es una de nuestras editoras más activas. Apasionada por la vida saludable y el bienestar, ha viajado por medio mundo y trabajado en sectores tan diversos como el turismo, estética, decoración, moda, tecnología y salud.

Deja un comentario

Nuestra Guía

Encuentra a los mejores profesionales de la salud, nutrición, fitness o bienestar. Busca empresas que cuiden tu cuerpo, tu mente o tu mundo.